Con resultados exitosos concluyó la octava jornada de cirugía de corazón para niños el Hospital Salvatierra

  • Un total de seis niños fueron intervenidos con resultados favorables durante esta acción desarrollada en el Hospital Salvatierra con el apoyo de especialistas de Nebraska
  • Salvar la vida de niños sudcalifornianos con intervenciones médicas oportunas es la mejor forma de ofrecer un mejor futuro a la población, dijo el director de Servicios de Salud en BCS

Con resultados positivos fueron intervenidos seis niños y niñas durante la octava jornada de cirugía cardio-pediátrica que se llevó a cabo en el Benemérito Hospital Juan María de Salvatierra, con lo que suman ya 97 los menores que han recibido atención quirúrgica de corazón, gratuita, desde que arrancó este programa hace tres años.

Ante la presencia de directivos, personal administrativo, médico y de enfermería que participaron en la jornada, tanto del propio hospital Salvatierra como del Hospital Pediátrico de Omaha, Nebraska, así como de representantes del Sistema Estatal DIF y las asociaciones Los Cabos Children´s Foundation, Abriendo Corazones y Corazón de Niño, el director de Servicios de Salud, Dr. Elmer Tarazón Moreno, a nombre del Gobernador del Estado de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, agradeció el extraordinario esfuerzo desplegado por todos en estos últimos días, pues con ello siguen cambiando el futuro de más niños en Baja California Sur.

El Dr. Tarazón Moreno puso como ejemplo el testimonio que rindió minutos antes el Sr. Santos, papá de la niña Ingrid Valeria, de 10 años de edad, paciente de cirugía durante esta jornada. Visiblemente conmovido, el Sr. Santos García destacó el papel que tuvieron médicos y el personal de las fundaciones de la sociedad civil que, de manera desinteresada y solidaria, apoyan iniciativas que permiten salvar vidas, como la de su hija.

Por su parte, el director del Hospital Juan María de Salvatierra, Dr. René Urcadiz Verdugo, comentó que el programa de cirugía cardiopediátrica que se desarrolla en Baja California Sur,  a tres años de su creación, atiende a pacientes sin importar su derechohabiencia, y se encuentra en vías de acreditarse ante la Dirección General de Calidad y Educación de la Secretaría de Salud federal, con lo que recibirá el reconocimiento a la calidad de sus procesos de atención.

“Estamos seguros que esta acreditación nos colocará como un referente regional y dentro de los pocos centros hospitalarios acreditados que realizan este tipo de procedimientos a nivel nacional”, apuntó el Dr. Urcadiz Verdugo, luego de agradecer el invaluable apoyo que ha recibido nuestro estado por parte de los médicos del Hospital Pediátrico de Omaha, Nebraska, encabezados por el cirujano pediatra cardiovascular, James Hammel, quien ha sido responsable no solo de realizar las operaciones a corazón abierto de los niños durante las jornadas, sino de entrenar al equipo de cirujanos y especialistas locales que ahora ya cuentan con los conocimientos y la destreza necesaria para practicar este tipo de intervenciones de alta especialidad, en cualquier momento del año.

El Dr. Urcádiz Verdugo también reconoció el esfuerzo de fundaciones y asociaciones que han estado íntimamente ligadas, desde sus inicios, al programa de cardiopediatría en Baja California Sur, tales como Corazón de Niño, encabezada por la señora Audelia Villarreal Zavala; Abriendo Corazones (Opening Hearts), en donde participa el propio Dr. James Hammel y Los Cabos Children´s Foundation, representada por su directora ejecutiva, Marisa Comella Álvarez.

En su intervención, Marisa Comella Álvarez, de Los Cabos Children´s Foundation, anunció la donación de dos ventiladores de alta tecnología especializados en el tratamiento de pacientes neonatales y pediátricos en estado crítico, los cuales representan un monto de 1.2 millones de pesos. “Estamos contentos pues ya entraron en funcionamiento en el Hospital Salvatierra y de inmediato se utilizaron en la atención de bebés que hoy mejoran su condición gracias a este equipamiento, con lo que reiteramos la misión de nuestra asociación en la atención de problemas médicos de la niñez”, apuntó.

El programa de cardiopediatría del Hospital Juan María de Salvatierra contempla, por una parte, cirugías como las que concluyeron en esta jornada, así como procedimientos de diagnóstico y atención médica de otras afecciones congénitas del corazón que requieren alternativas  de tratamiento diferentes a la cirugía.

El programa en su conjunto es una muestra del éxito que tiene la suma de esfuerzos entre la sociedad civil organizada y el gobierno para la consecución de un fin común: salvar vidas.