Input your search keywords and press Enter.

Corrupción e impunidad en México no acabará hasta que haya fiscales autonómos en el país y en los estados: Doctor Valdez

Ángel Mora Rojo

Cabo San Lucas.-“La corrupción en los gobiernos de México no se va a acabar y seguirá la impunidad en tanto no se nombre un fiscal general autónomo en el país y que el modelo sea replicado en cada uno de los estados”.

Así lo manifestó en entrevista exclusiva con Tribuna de Los Cabos el doctor en Derecho, Oscar Valdez Ramírez quien ayer disertó la conferencia “Reforma al Artículo 102 Constitucional para la Universidad Autónoma de Baja California Sur, en la ciudad de La Paz.

El jurisconsulto es apoyado por más de 600 ONG´s para participar como aspirante a Fiscal General Autónomo del País, recordó que desde hace dos años fue aprobada la reforma referida que como espíritu principal habla del nombramiento de la figura de un fiscal autónomo del Poder Ejecutivo Federal, es decir de la Presidencia de la República.

Explicó que de acuerdo al proceso, el Senado de la República presentará una decena de propuestas para ocupar el cargo y se las envía al Presidente de la República, el cual escogerá 3 y los reenviará al Senado, para que de esa terna se elija al fiscal.

Señaló que todos los candidatos presidenciales en este momento se han sumado a la aplicación de este proceso, menos el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien insiste que el Fiscal lo nombre el propio Presidente.

“Aquí estamos hablando de un modelo que subirá a México de nivel en el tema de la aplicación e impartición de justicia, donde el fiscal general que hoy es el Procurador General de la República, al ser autónomo no dependerá de la relación política, ni el Presidente será su jefe, esto quiere decir que todas las personas serán investigadas sin importar sus relaciones con los grupos políticos o de poder”.

“Si seguimos en el mismo modelo simplemente continuará la corrupción y la impunidad, por que parece increíble que en México no pasa nada, tenemos el caso de Romero Deschamps, de Rosario Robles, de las casas Blancas, de tantos casos y nadie está en la cárcel; de los países involucrados en obredecht, sólo en México no hay detenidos, lo que nos habla que en México no hay justicia y no hay justicia por que el fiscal es empleado del gobierno y priva el amigazgo para no investigar”.

Indicó que un fiscal general autónomo, de carrera, que no busca puestos políticos, será un instrumento para servir a la justicia y no a los grupos de poder.

Finalmente señaló que al igual que a nivel federal también en cada uno de los estados deberán nombrarse fiscales autónomos, ya que sólo de esta manera se podrá acabar con la corrupción.