Fuerzas afganas abaten a 65 yihadistas del Estado Islámico

Kabul, 2 Ene (Notime).- Las autoridades de Afganistán reportaron este martes la muerte de 65 presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en una serie de bombardeos en la provincia oriental de Nangarhar.

Las fuerzas gubernamentales, respaldadas por aeronaves, golpearon las posiciones y escondites de los milicianos del EI en áreas del distrito de Haska Mina, desde las primeras horas de este martes.

El portavoz del gobernador provincial, Ataulá Khogyani, citado por la agencia afgana de noticias Tolo News, señaló que al menos 18 terroristas resultaron heridos en operaciones aéreas y terrestres en el distrito de Haska Mena.

Khogyani dijo que en las operaciones un civil murió mientras otros 13 resultaron heridos. Las bajas civiles se deben a que los terroristas usan las viviendas de los civiles como sus escondites.

El 25 de diciembre el jefe del Estado Mayor del Ejército de Afganistán, Sharif Yaftali, cifró en un máximo de dos mil los terroristas del Estado Islámico en Afganistán.

Los milicianos del EI, que aún permanecen activos en algunas partes de la provincia oriental de Nangarhar, no han realizado de momento ningún comentario sobre el reporte oficial de las operaciones.

El grupo yihadista cuenta con una importante presencia en Nangarhar, donde el Ejército y las fuerzas estadunidenses han aumentado sus operaciones para intentar evitar su expansión en la zona.

El gobierno del país centroasiático aseguró a finales de diciembre haber matado al menos a mil 600 miembros de Estado Islámico en las operaciones llevadas a cabo en los primeros nueve meses de 2017.

Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad a raíz de los ataques que lanza el movimiento radical Talibán y, desde 2015, el autodenominado Estado Islámico.