Input your search keywords and press Enter.

Lleva IEEA educación básica a campos agrícolas

Lleva IEEA educación básica a campos agrícolas
  • Más de mil 200 jornaleros agrícolas migrantes reciben atención educativa
  • Garantizada su atención en todo el territorio estatal

Los programas que opera el Instituto Estatal de Educación para Adultos (IEEA) en Baja California Sur han sido eficientes, señaló Roberto Pantoja, titular de la dependencia, luego de dar a conocer que en lo que va del año más de mil 200 jornaleros agrícolas migrantes que hablan algún dialecto, reciben atención educativa, principalmente aquellos y aquéllas que se encuentran en las comunidades de Melitón Albañez, El Pescadero, Todos Santos y El Carrizal, en el municipio de La Paz, Santiago y Miraflores en el municipio de Los Cabos y El Valle de Vizcaíno en Mulegé.

Pantoja Castro recordó que se cumple una de las prioridades de esta administración es acercar los servicios educativos a todos los sectores, incluyendo a aquellos grupos de personas que de manera parcial o permanente residen en campos agrícolas y comunidades rurales.

La atención que se brinda, explicó, es a través del Modelo Educación para la Vida y el Trabajo (MEVyT) y para ofrecer un servicio de calidad, el IEEA se apoya en personas bilingües de la propia comunidad, quienes fungen como asesores voluntarios en el proceso de aprendizaje de sus vecinos y familiares y que actualmente son alrededor de 30 educadores solidarios.

El director de la institución explicó que a estos instructores se les apoya con herramientas como cursos de formación para la atención y talleres de actualización, que permiten profundizar en su comprensión de la lengua escrita y adquirir conocimientos para la enseñanza de la misma. Además cuentan con el apoyo en campo de formadores hablantes de su idioma y el español para mejorar la práctica educativa.

El Instituto Estatal de Educación para Adultos trabaja arduamente, en este caso, para mantener y fortalecer este tipo de acciones con el fin de promover la preservación y protección de todos los idiomas de los jornaleros migrantes, señaló finalmente Roberto Pantoja.