Input your search keywords and press Enter.

México en el lugar 45 de los precios de combustibles más caros del mundo

México en el lugar 45 de los precios de combustibles más caros del mundo
  • Todo aumento es perjudicial, más cuando no se tiene en el presupuesto, precisa el presidente del CCC, Julio Castillo quien observó además que en naciones como Colombia y Ecuador los energéticos tienen un mejor precio

David Rojo Pacheco

Cabo San Lucas.- Julio Castillo, presidente del Consejo Coordinador de Los Cabos señaló que “desde luego que todo aumento que se haga en los combustibles y en la energía eléctrica  siempre tendrá repercusiones directas o indirectas a los diferentes sectores sociales”.

Hay que revisar a fondo –indicó— porqué se están dando estos aumentos tan marcados con los energéticos,  ya que nuestro país está en el lugar cuarenta y cinco de los precios de combustibles más caros del mundo.

Estados Unidos –dijo– tiene una gasolina por así decirlo un peso o un peso y medio por litro más barato que el nuestro al igual que otros países como Colombia y Ecuador, por lo que debemos cuestionarnos ¿Qué debemos hacer para reducir nuestras tarifas?

Sector empresarial

Por lo tanto –puntualizó– el encarecimiento de los energéticos está teniendo una afectación directa para el sector comercial como es el caso de la industria del sector turístico, desde los taxis, hasta los hoteles y tiempos compartidos, por la subida del precios de la gasolina.

En el caso de Los Cabos –manifestó–  después de los gastos de operación y nómina, el más fuerte vendría siendo el de la energía eléctrica, ya que la mayoría de las empresas deben enfrentar un alto consumo, ya que siendo un lugar donde hace mucho calor es necesario mantener las empresas aclimatadas.

Estos incrementos no se pueden contemplar en los presupuestos anuales que las empresas hacen para poder generar un marco de crecimiento, lo que a más de una les frena la posibilidad de generar una inversión de crecimiento, declaró.

Sector social

De igual manera, Julio Castillo expresó que “el primer impacto que la población sufre es el consumo de la energía eléctrica y al igual como las empresas, la población requiere de esta utilización para la época de calores “.

Conforme más altos sean los calores se refleja en más abanicos, usar más los refrigeradores y si es posible utilizar un aire acondicionado, comentó.

Al igual que con la subida de los combustibles, el utilizar un vehículo particular o público sale más caro para la población y esto daña la economía familiar, que bien se pudiera usar para otras necesidades, concretó.