Input your search keywords and press Enter.

Compran “La Bestia” mexicana en casi dos millones de pesos

Por Adolfo Sánchez Venegas. Enviado

Zumpango, Méx. 23 Feb ( Notimex).- Llamado “La Bestia” mexicana, un automóvil Audi A8 W12, modelo 2012, con un nivel de blindaje VI, ofrecido en un millón 991 mil 300 pesos y que utilizaron los expresidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, así como mandatarios y jefes de Estado, fue adquirido por un empresario de Nuevo León que se dedica a la seguridad.

El auto de firma alemana llamaba la atención de las personas que acudieron a la terminal aérea de Santa Lucía para la subasta del primer paquete de vehículos de seguridad, integrado por 111 unidades de las cuales 98 fueron rematadas.

El empresario comentó que vino directamente a este remate de automóviles, camionetas y motocicletas, entre otros vehículos, que pertenecieron al Estado Mayor Presidencial y a la oficina de la Presidencia de la República, para comprar la llamada “joya de la corona”.

Entrevistado al término de una subasta de camionetas blindadas que no fueron adquiridas en primera ronda y que fueron declaradas desiertas, dijo: “vine directo por el coche, lo voy a coleccionar y será para uso personal. Estaba muy caro pero valió la pena comprarlo, por lo que representó”.

Sin embargo, aclaró, lo podría rentar para que lo utilicen presidentes de otros países o jefes de Estado o personalidades del espectáculo. “Pagamos por el Audi el precio base que fijaron las autoridades del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes”.

Adelantó que asistirá a la puja por una camioneta Chevrolet Suburban Diésel, modelo 2014, con nivel de blindaje VI y precio base de un millón 607 mil 100 mil pesos, la cual estaba en manos de la Oficina de la Presidencia de la República.

Este domingo se subastarán 107 lotes. Ahí se encuentra la camioneta marca BMW X5, modelo 2013, con nivel de blindaje III y que fue utilizada por el presidente Peña Nieto.

El término “La Bestia” se tomó del calificativo que se ha dado a los vehículos con altos niveles de blindaje y defensa que utilizan los presidentes en Estados Unidos.