Input your search keywords and press Enter.

Diputado Torres se pronuncia contra demolición de primaria 18 de Marzo

Tribuna Digital

La Paz, Baja California Sur, a 19 de Junio de 2016.-  “Parece que ya se hizo cotidiano que los funcionarios de la administración pública federal y estatal, sigan actuando al margen de los preceptos constitucionales y de los ordenamientos derivados de ellos”, dijo en pronunciamiento ésta mañana el diputado Camilo Torres Mejía, por lo que señaló la situación jurídica de la ley en materia educativa, condición que aún no se ha subsanado, por continuar una controversia constitucional, que impide la armonización de la legislación estatal con la federal.

Durante la sesión permanente, el legislador del Partido del Trabajo enfatizó que el tema que le ocupa es en relación con las acciones en contra de los docentes y el intento de desaparecer la escuela “18 de Marzo”.

“En principio, me permito mencionar que el Partido del Trabajo, mantuvo una postura férrea en rechazo a las reformas estructurales que propuso el Ejecutivo Federal, por comprender que el impacto de tales propuestas sería en perjuicio de la sociedad”.

Torres Mejía hizo mención a la declaración que hizo la presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, Sylvia Schmelkes, sobre la reforma educativa, “entre otras reflexiones mencionó el rechazo magisterial y social porque las autoridades educativas no entieden ni aplican correctamente la reforma”.

En lo que corresponde a la escuela primaria  “18 de Marzo”, lamentó que en Baja California Sur no se tienen las suficientes aulas para atender la demanda de educación básica. “Es desconcertante la decisión de la SEP, de derrumbar la escuela 18 de Marzo, y supuestamente apoyados por un dictamen, que elaboró el Colegio de Ingenieros, donde se dice que debe demolerse”.

Finalmente, dijo que él mismo hizo un recorrido por ese plantel escolar. “Me parece que no hay evidencia de riesgo para alumnos y maestros, no perdamos de vista que el primer daño social es la desaparición de la matrícula y, no obstante que se han ofrecido opciones para reubicar a los alumnos, se les ha rechazado en otras escuelas debido a la saturación de los grupos, nos pronunciamos porque se respete la propuesta inicial, de ir cerrando la matrícula de manera escalonada, hasta que saliera el último grupo”.