Input your search keywords and press Enter.

“El Cascanueces acrobático” sorprende con un variado espectáculo

México, 14 Dic (Notimex).- Un espectáculo lleno saltos, piruetas, patinaje artístico, malabares, cuerda floja, un colorido vestuario y ballet ofreció la noche de este jueves el Grupo Acrobático Dalian de China por segunda vez en México con el clásico “El Cascanueces “.

La presentación inició con una gran escenografía que mostró el paisaje de un bosque con pinos cubiertos de nieve, mientras una pequeña niña ataviada con un tutú blanco se encontraba sola y triste; después cuatro acróbatas realizaron una coreografía con sillas, para dar paso a patinadores que alegraron el ambiente.

El paisaje cambió y en medio de lo que parecía un palacio, un gran pino fue instalado, muchos bailarines y acróbatas vestidos con llamativos y coloridos trajes tradicionales chinos comenzaron a hacer actos sencillos mientras apareció en escena un joven que impactó a la mayoría de los espectadores al usar varias botellas y tablas como base para realizar una hazaña de equilibrio.

Para continuar con las sorpresas de la noche, una bailarina subió de puntillas al árbol hasta llegar a la copa de éste y realizar complejas contorsiones artísticas que permitieron ver una gran elasticidad y flexibilidad en cada movimiento.

“El Cascanueces” pasó de ser un ballet clásico a un “show” con artes circenses, pero conservó la musicalización clásica del compositor ruso Tchaikovsky realizada en 1890, así como sus personajes principales “Clara” y “El Cascanueces”.

Tal como en la historia original, “Clara” recibió de regalo un muñeco al que ama, tanto es así que se duerme abrazándolo, mientras, varios ninjas colgados de mantos color negro realizaron hazañas en el aire. En tanto, un mago le dio vida al muñeco de madera, convirtiéndolo en humano.

Ya con cuerpo de humano, “El Cascanueces comenzó a pelear con los ninjas y a realizar movimientos y giros dentro de un gran aro con el que se desplazó por todo el escenario, logrando captar la atención de los niños que se encontraban en el Centro Cultural Teatro 1.

Un baile entre “El Cascanueces” y “Clara” conmovió a los asistentes por ser una mezcla entre movimientos de ballet clásico con piruetas de gimnasia, mientras acróbatas vestidos de árboles realizaron algunos movimientos coordinados y sostuvieron unas flores blancas giratorias.

En la segunda parte del espectáculo no faltaron grandes dragones rojos y una mujer realizó contorsiones, al tiempo de sostener muchas sombrillas blancas con sus pies y manos. Acto seguido, los acróbatas saltaron a través de aros dorados de diversos tamaños y colocados en diferentes alturas.

Pero sin duda, el artista que más emocionó al público fue un joven que caminó sobre la cuerda floja, mostró equilibrio y una gran fuerza al sostener su cuerpo totalmente invertido y al manejar una bicicleta de una rueda sobre cuerda.

El momento más emotivo de la velada fue el cuadro presentado por una bailarina y un bailarín, quienes mostraron gran delicadeza artística durante una coreografía de ballet clásico. Después, varios artistas realizaron un baile acompañados de muchos diábolos chinos que lanzaron y volvieron a cachar en el aire.

“El Cascanueces acrobático” se presentará todo el mes de diciembre en el Centro Cultural Teatro 1, con la composición musical del ruso Piotr Ilich Tchaikovski, basado en la adaptación de Alejandro Dumas del cuento del mismo nombre, pero con una propuesta distinta a la tradicional.