Input your search keywords and press Enter.

Tiene BCS meta de aplicar más de 189 mil vacunas contra la influenza

El sector salud inició la aplicación de esta inmunización para los grupos prioritarios

El desarrollo de acciones de medicina preventiva es base del trabajo que lleva a cabo para proteger el bienestar de las familias, como se refleja en la aplicación de la vacuna contra la influenza que recién inició el sector salud en Baja California Sur, indicó el titular de la entidad, Víctor George Flores al realizar un recorrido de supervisión por unidades de atención básica del municipio de Los Cabos.

Al visitar el Hospital General de Cabo San Lucas, el funcionario señaló que, con el objetivo de prevenir las afecciones respiratorias generadas por el virus de la influenza, arrancó la campaña de vacunación 2018-2019, en la que se contempla la aplicación de 189 mil 200 dosis a los grupos prioritarios, como son adultos mayores, mujeres embarazadas, así como niños desde seis meses y hasta cinco años de edad.

George Flores mencionó que la inmunización a suministrarse este año fue producida para combatir las cepas del virus A H1N1, A H3N2 y tipo B, al mencionar que la influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa que puede tener complicaciones en personas con factores de enfermedades crónicas y en situaciones especiales que empeoren los síntomas, de ahí que el llamado a la ciudadanía para que acuda a la brevedad a la unidad de salud más cercana para recibir la vacuna.

En recorrido por los centros de salud de Lomas del Sol y El Caribe, el secretario de Salud dijo que esta campaña de vacunación contra la influenza forma parte del fortalecimiento de las acciones enfocadas en prevenir enfermedades respiratorias durante la temporada invernal, al puntualizar que esta medida es segura y recomendada prioritariamente a personas con diabetes, hipertensión, obesidad o enfermedad cardiovascular.

Entre las acciones complementarias para prevenir este padecimiento destaca el lavado de manos de manera frecuente con agua y jabón, el estornudo de etiqueta, es decir con el ángulo del antebrazo; la limpieza de los objetos de uso común, evitar cambios bruscos de temperatura, abrigarse, cubrirse nariz y boca, así como incrementar el consumo de frutas y verduras ricos en vitaminas C y D, puntualizó.